2016-06-01T21:24:20+00:00 1 junio, 2016|Cooperativas - Noticias|

La Cooperativa de Raimundo Fernández Villaverde anuncia sus alegaciones al Ayuntamiento

La Cooperativa de Raimundo Fernández Villaverde Cooperativa ha convocado esta mañana a los medios de comunicación para informar sobre la situación por la que atraviesa y dar a conocer sus alegaciones ante las últimas peticiones del Ayuntamiento de Madrid. La cooperativa asegura que el consistorio que preside Manuela Carmena plantea requisitos contrarios a la normativa y los derechos elementales. Entre estas peticiones figura el convertir el espacio libre privado del proyecto de viviendas en espacio de uso público.

La Cooperativa está integrada por más de 300 familias con recursos económicos limitados y el retraso en la construcción de sus viviendas les supone un grave perjucio económico. En el marco del encuentro con los medios de comunicación, dará a conocer estos y otros detalles relativos a las alegaciones presentadas al Ayuntamiento de Madrid ante las últimas peticiones que plantea el consistorio como requisitos a su proyecto de viviendas.

No es la primera vez que Carmena pone en peligro los intereses de cooperativistas madrileños. Las dificultades por las que atraviesa la Cooperativa Raimundo Fernández Villaverdese unen a la cooperativa Metropolitan, gestionada por el Grupo Ibosa, que había ganado en 2014 el concurso de adjudicación de las antiguas cocheras de Metro de Madrid. El proyecto pretendía levantar 443 viviendas en el madrileño barrio de Cuatro Caminos, así como soterrar las cocheras de metro y crear un gran parque.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid, apenas una semana después de echar por tierra la Operación Chamartín, comunicó el martes al consejo rector de la cooperativa Metropolitan, varios socios y 2 miembros de la Gestora Ibosa, que el proyecto Metropolitan de Cuatro Caminos no puede seguir en los términos previstos para actuar en las cocheras de Metro.

Ya en enero se plasmó el primer desencuentro entre el equipo de Carmena y los responsables de Ibosa (que representa a 443 cooperativistas). Entonces el Ayuntamiento rechazó que el 10 % del suelo que el consistorio debía recibir se monetizara, tal y como habían acordado con el anterior equipo municipal. De esta forma, se rebajaba la edificabilidad a unas 400 viviendas dejando fuera a entre 42 Y 47 socios de la Cooperativa que ya tenían una vivienda adjudicada y habían hecho distintos pagos.

Los responsables de la cooperativa Metropolitan han recordado repetidamente que “este proyecto generará cerca de 2.100 empleos (entre los directos y los indirectos), desarrollaría un gran parque público, soterraría las cocheras de metro y construiría una subestación eléctrica”. Además recuerdan que aportaría a diferentes administraciones y empresas públicas recursos económicos cifrados en 125 millones de euros.