2017-09-20T11:20:56+00:00 20 septiembre, 2017|Decoración-Noticias, Rehabilitación - Noticias|

Un 80 % de las reformas de baño en Madrid son cambios de bañera por plato de ducha

Hace ya algunos años que las reformas de baño se pusieron de moda. Hoy, de entre todas las posibles reformas que se pueden llevar a cabo dentro de la habitación más íntima de la casa, los cambios de bañera por plato de ducha se han convertido sin ninguna duda en lo más solicitado.

La razón de esta tendencia ascendente de los cambios de bañera por ducha se debe a su reducido precio en comparación con otro tipo de reformas como el cambio de suelo, de azulejos o la instalación de sanitarios o lavabos.

“En Dúchate llevamos 35 años en el sector de las reformas de baño, y por primera vez un 80% de las reformas de baño en Madrid que realizamos son cambios de bañera por plato de Ducha”, afirma Manuel Peramo, propietario de la empresa Dúchate. “Dentro de este servicio se incluye el plato de ducha, la instalación, el transporte, los azulejos y la mampara de cristal.”, continúa.

Otra de las razones por las que cambiar la bañera por un plato de ducha está tan de moda en la actualidad es la rapidez con la que algunas empresas terminan esta reforma, como es el caso de Dúchate.

“La retirada de la bañera, el cambio de los azulejos, la instalación del nuevo plato de ducha y la colocación de la mampara se terminan en un plazo de tan sólo 24 horas. Es una de las razones por las que esta reforma de baño en Madrid ha adquirido tanta popularidad entre aquellos que quieren darle un nuevo estilo a su cuarto de baño”, explica Manuel.

Cambiar la bañera por un plato de ducha no se ha convertido en la reforma más solicitada por nada. Llevando a cabo este cambio en el cuarto de baño se consigue más espacio en el que pueden colocarse otros elementos funcionales o decorativos (e incluso no colocar nada, si se desea dar una sensación de espacio).

Por otro lado, en lo que a decoración se refiere un plato de ducha es capaz de ofrecer enormes ventajas en aquellos cuartos de baño que no se hayan reformado en bastantes años. Simplemente cambiando una vieja bañera por un precioso y moderno plato de ducha, la sensación al entrar en el cuarto de baño es completamente distinta.