2017-06-15T07:23:47+00:00 15 junio, 2017|Suelo|

La Plataforma Madrid Este se opone a una modificación del PGOU

Vista aérea de Los Berrocales.

Los propietarios de suelo de la zona sureste de Madrid, representados en las juntas de compensación de Berrocales, Valdecarros y Los Cerros, se oponen a una modificación del Plan General Urbanístico como comunicó el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, en representación del Ayuntamiento durante la celebración de las última “Mesa de trabajo para el análisis, evaluación y alternativas de la estrategia de desarrollo del sureste”.

Los propietarios de suelo que forman parte de las juntas de compensación manifiestan su preocupación por la respuesta del Ayuntamiento ya que se volverá de nuevo a retrasar el desarrollo de estos proyectos, que ya acumulan retrasos de más de 20 años, y, como consecuencia, generará especulación urbanística e incrementará los precios de la vivienda. Se espera que el Ayuntamiento convoque una nueva mesa en las próximas semanas.

Para los propietarios de suelo de estas juntas de compensación, el retraso que podría llegar a superar los 8 años, supondría la desaparición de vivienda protegida en la capital ante la ausencia de nuevo suelo finalista que cubriese la demanda de los colectivos más necesitados. Hay que recordar que el 52 % de las más de 100.000 viviendas planificadas en Madrid Este para construir durante un periodo de 25 años, son viviendas protegidas.

De acuerdo con los propietarios de suelo “Si el Ayuntamiento lleva a cabo modificaciones del Plan General Urbanístico de 1997, conseguirá lo que precisamente está tratando de evitar: la especulación urbanística. Tener aseguradas alrededor de 100.000 viviendas en un plazo de 25 años, con más de la mitad de las mismas protegidas en donde las Administraciones Públicas marcarán el precio es la mejor forma de controlar el coste de la vivienda y evitar las subidas por falta de oferta que están empezando a sufrir las familias y que se intensificarán en los próximos años en caso de que el Ayuntamiento paralice Madrid Este”.