2018-01-15T06:40:34+00:00 15 enero, 2018|Turismo|

Cataluña ensombrece el buen año del sector turístico

Complejo turístico en Marbella.

La tensión política vivida en Cataluña durante el último trimestre de 2017 tuvo un impacto de 319 millones de euros en el sector turístico, según los datos revelados este jueves por la Asociación para la Excelencia Turística (Exceltur). En una rueda de prensa, el vicepresidente ejecutivo de este ‘lobby’ turístico, José Luis Zoreda, explicó que, como consecuencia, el sector en el conjunto de España cerró el año con un incremento de su PIB del 4,4%, tres décimas menos de lo que hubiera crecido sin el conflicto independentista.

Además, anunció que para 2018 su previsión es que la actividad turística suba un 3,3%, aunque advierte de que el crecimiento podría ser hasta medio punto inferior si continúa el conflicto político en Cataluña.

En cuanto al impacto en el último trimestre de 2017, explicó que el impacto se concentró especialmente en los meses de octubre y diciembre, que se focalizó en Barcelona y que afectó más al turismo nacional y de destinos europeos cercanos, ya que el procedente de larga distancia siguió creciendo con fuerza. Fruto de este impacto en los últimos meses del año, la actividad turística en Cataluña cerró el año con un incremento del 3%, cuando hasta septiembre estaba aumentando entorno al 13%.

En relación con el primer trimestre de 2018, Exceltur alerta de que existe riesgo de que se produzca pérdida de empleo ya que no espera que mejore la situación antes del segundo trimestre, siempre que se constituya un Gobierno que respete la legalidad. En esta línea, lamentó que Cataluña es la única comunidad autónoma donde la confianza empresarial del sector turístico es negativa, ya que se sitúa en el -23% para el primer trimestre de este año. Asimismo, Zoreda advirtió de que se ha producido una ralentización de las inversiones turísticas en Cataluña, que no volverán a remontar hasta “tener un horizonte más claro”.

Pese a la situación en Cataluña, destacó que “ha sido un gran año excepcional para el turismo en España” que ha permitido la creación de unos 77.500 empleos y la generación de unos 134.000 millones de euros en la economía, el 11,5% del PIB, tres décimas más que en 2016.

A este respecto, el vicepresidente de Exceltur destaca que el sector encadena ocho años aportando un crecimiento de su actividad superior al de la media de la economía española, algo que también podría ocurrir en 2018. Incidió también en la importancia de los ingresos procedentes del exterior, que según los datos de la balanza de pagos del banco de españa se situaron en unos 60.000 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 1,5% en el gasto medio por turista.

“Hemos resistido más que razonablemente bien a un buen número de dificultades”, destacó Zoreda, quien mostró también su preocupación por los brotes de turismofobia en ciudades como Barcelona, Palma de Mallorca o san Sebastián, además de por la proliferación de viviendas de alquiler turístico.