Las comunidades autónomas de Cantabria, Canarias, Madrid y Cataluña iniciarán el cambio de frecuencias de TDT (Televisión Digital Terrestre) a partir del 14 de noviembre. También se llevará a cabo en algunas localidades de Aragón, Castilla La-Mancha, Castellón y Castilla y León, regiones donde se continúa con el cambio.

Los cambios para liberar la banda de 700 MHz dieron comienzo el pasado mes de julio y el próximo jueves se habrá llevado a cabo ya en 3.846 localidades, es decir, casi en el 50% de los municipios españoles. El resto de zonas lo harán en el primer trimestre de 2020, cumpliendo con la fecha límite del mandato europeo, fijada el 30 de junio de 2020.

Las comunidades de propietarios están obligadas a adaptar las instalaciones de recepción de televisión de sus edificios, para lo que disponen de un plazo de seis meses y ayudas públicas. Durante la adaptación, los diferentes canales de televisión emitirán de forma simultánea a través de ambas frecuencias, la antigua y la nueva, antes de iniciar el apagado de la primera.

Según informa la Secretaría de Estado para el Avance Digital, el proceso se enmarca en el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre, que divide el territorio en 75 áreas geográficas, de las cuales, 43 habrán empezado la adaptación el próximo jueves.

El pasado mes de junio se aprobó una subvención para compensar el coste de la recepción o acceso a los servicios de comunicación audiovisual televisiva en los edificios afectados por el Segundo Dividendo Digital. La cifra de la ayuda oscila entre 104,30 euros y 677,95 euros, dependiendo de las infraestructuras con las que cuente el edificio.