El Ibex 35 ha registrado una caída del 24,3% en la primera mitad de 2020, lastrado por el desplome del 29% que se anotó en el primer trimestre a causa de la crisis del coronavirus.

El selectivo ha recuperado un 6,6% de su valor en el segundo trimestre del año, hasta situarse por encima de la cota de los 7.200 puntos, frente a la cota de los 6.700 enteros en que se situó al cierre de marzo, un mes en el que llegó a marcar un mínimo de 6.107 puntos.

En el conjunto de junio, el índice ha experimentado un ascenso del 1,9%, cerrando su última sesión en los 7.231,4 puntos, con una caída del 0,64% en una jornada en la que se ha conocido que la economía española retrocedió un 5,2% en el primer trimestre, su mayor desplome trimestral registrado en la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), que arranca en 1970.

El contexto sigue marcado por el temor a una segunda oleada de Covid-19 ante los rebrotes y el repunte de contagios en distintos países como Estados Unidos o Brasil, lo que podría provocar la adopción de nuevas restricciones, y a la espera de una posible vacuna.

Los mayores descensos de ayer los protagonizaron CIE Automotive (4,58%), Bankia (3,5%), Sabadell (3,22%), IAG (3,13%), Merlin (3,02%) , Acciona (2,9%), Grifols (2,07%) y Acerinox (2,05%).

Las subidas más destacadas fueron las de Ence (2,61%), Iberdrola (1,38%), Naturgy (1,07%), Siemens Gamesa (0,64%) e Indra (0,36%).

Las principales bolsas europeas también han cerrado la sesión en negativo, a excepción de Fráncfort, que ha avanzado un 0,64%. Las caídas han sido del 0,9% en Londres, del 0,19% en París y del 0,37% en Milán.