Taylor Wimpey España obtuvo un beneficio operativo de 37,75 millones de euros en 2019, un 10% más respecto al año anterior, informó la promotora de origen británico. En cuanto al número de transacciones, la filial española entregó un total de 323 viviendas y acabó el año con 217 reservas. En relación al precio medio de venta, se observa que los compradores de vivienda residencial demandan cada vez mayor tamaño y calidad, y se situó en 429.000 euros, frente a los 344.000 euros de 2018.

Los expertos perciben que en 2020 se producirá una estabilidad en las transacciones inmobiliarias y las compraventas de viviendas crecerán en torno al 5%, llegando hasta las 650.000 transacciones. Respecto a las viviendas de obra nueva crecerán alrededor del 18%.

Además, Taylor Wimpey España lanza su segunda promoción del año en España, donde invertirá 35 millones de euros. Se trata de Iconic, en Gran Alacant, en el Cabo de Santa Pola. La fecha de entrega prevista es para octubre de 2021.