La franquicia de papelería Carlin ha cumplido 30 años. Su primer local se abrió en 1989 en el paseo de Santa María de la Cabeza, 9 de Madrid. En aquel entonces, el mayor hipermercado de papelería que existía en España, con 1.800 metros2. Una idea que convirtió en realidad José Luis Hernández, fundador de Carlin, quien dirigió las riendas del negocio hasta 2012, cuando le tomó el relevo generacional en la dirección su hijo José Hernández.

Una vez puesto en marcha el concepto, a mediados de 1990 se abrió la primera franquicia, también en Madrid, a la que le siguieron más aperturas por diversas ciudades españolas y la apuesta por conceder master franquicias para operar en comunidades autónomas como Andalucía, Cataluña, Galicia y la Comunidad Valenciana, con el objetivo de tener una mayor expansión. Un crecimiento que ha llevado a Carlin a sumar más de medio millar de franquicias abiertas por toda España.

Asimismo, la marca empezó a mirar a otros mercados en 1998, comenzando su expansión internacional en Portugal, un país al que le han seguido otros como Andorra, Francia, Guinea Ecuatorial y México, casi siempre desembarcando a través de la fórmula de la franquicia maestra.