Por |2018-08-06T23:19:43+00:007 agosto, 2018|Residencial - Noticias|

El mercado residencial barcelonés mantiene la tendencia alcista

Vivienda nueva en Barcelona.

El precio de la vivienda en Barcelona ha registrado incrementos en el primer semestre del año inferiores al 5 % en todas sus vertientes: desde el segundo semestre de 2017, las rentas se han incrementado un 3,3 %, los precios de venta un 4,5 % y la obra nueva un 4 %. Según la consultora Forcadell, para la segunda mitad del año se esperan crecimientos aunque éstos no superaran a los registrados en el 1S 2018.

Según datos del Informe Residencial de Forcadell 1S 2018, el mercado de pisos en alquiler en Barcelona ha presentado una tendencia de estabilidad en el 1er semestre de 2018. Pese a que la presión de la demanda ha continuado provocando incrementos en las rentas, éstos han sido menos acusados que en el ejercicio 2017. El alquiler se mantiene como la opción más demandada para aquellos que buscan establecerse en la capital catalana por un periodo de tiempo determinado, ya sea por motivos laborales, culturales o por estudios.

El informe de la consultora apunta que Barcelona continúa presentado un desequilibrio numérico entre oferta y demanda, sobre todo de pisos con rentas de entre 800-1.000€/mes. La disponibilidad de viviendas en alquiler es insuficiente para dar respuesta a la elevada demanda que registra la capital catalana, hecho que provoca un desplazamiento de ésta hacia el área metropolitana y, a su vez, que los propietarios estén realizando procesos de selección para escoger al inquilino idóneo.

Las rentas de alquiler en Barcelona, según datos de Forcadell, acumulan incrementos desde el 2012 y, pese a que en el periodo de 2016-2017 éstos han sido más acentuados, a lo largo de este último semestre el crecimiento ha sido moderado, registrando una variación intersemestral del 3,3 %. En términos interanuales, el crecimiento ha sido de un 5,1 %. El precio medio del metro2 rentado en Barcelona se ha situado en el 1S 2018 en los 16 euros/m²/mes y la previsión para el cierre de 2018 es que éste se mantenga estable, con incrementos muy leves.