La Comisión Europea ha relanzado el Observatorio del Parque Edificado de la UE (EU Building Stock Observatory, BSO), el pasado mes de marzo. Se trata de una herramienta que desempeña un papel clave en la monitorización y la mejora de la eficiencia energética general de los edificios en la Unión Europea, aportando datos confiables, consistentes y fáciles de comparar.

Como herramienta, el BSO incluye una base de datos, un mapeo de datos (data mapper) y fichas descriptivas que ayudan a realizar un seguimiento de una amplia gama de aspectos energéticos de los edificios. La transparencia de los datos facilita el seguimiento de las medidas políticas actuales a nivel nacional y europeo, así como de las políticas energéticas futuras.

Más de 250 indicadores alimentan la base de datos, que se pueden ver en un mapa o en una ficha informativa, sobre áreas como el consumo energético, elementos de construcción y sistemas instalados, certificados de eficiencia energética, edificios de consumo casi nulo, índice de rehabilitación de edificios, así como pobreza energética o aspectos financieros.