RICS y la Unión Europea han publicado el informe final de Taxonomía de la UE, creado con el objetivo de impulsar una economía global más sostenible. Se trata del sistema de clasificación de las actividades económicas sostenibles y apoyará las inversiones que tengan un impacto ambiental positivo.

A juicio de la organización, la publicación de la Taxonomía por la Comisión Europea representa un avance significativo hacia el objetivo de definir lo que es una actividad ecológica. Por ejemplo, para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 de la UE, todavía es necesaria una inversión de unos 180.000 millones de euros al año.

El proyecto forma parte de una estrategia integral de la UE, que apoya plenamente la transición hacia una economía sostenible, una de las prioridades clave de la Comisión Europea y del programa de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas. RICS ha ayudado a consagrar las Normas Internacionales de Medición de la Propiedad (IPMS, por sus siglas en inglés) en la Taxonomía, al asegurar que el marco incorpore parámetros de medición uniformes a nivel mundial para la medición del suelo.

El TEG ha analizado en profundidad 67 actividades económicas pertenecientes a una amplia gama de sectores, entre los que se incluye el sector inmobiliario. Dentro de las mismas se han identificado numerosas emisiones.

También identifica actividades de transición elevada, como, por ejemplo, grandes renovaciones; y actividades de habilitación, entre las que se incluyen la instalación de nuevos calentadores, ventanas y el suministro de tecnología de energía renovable, así como sus servicios profesionales.