El Gobierno Vasco ha aprobado la nueva Agenda Urbana vasca, Bultzatu 2050. El documento marcará el desarrollo del País Vasco para los próximos 30 años, señalando las líneas maestras que deberán seguir las políticas en materia de medio ambiente, el uso sostenible del suelo, el hábitat urbano, la energía, la actividad económica y el empleo, la movilidad y transporte, la transición digital, la calidad de vida y salud, la inclusión social y, como compendio de todo, la gobernanza.

La Agenda abarca temas diversos, entre ellos el aspecto ambiental de los recursos, es decir, la dependencia energética (que en el País Vaco alcanza un 93%) de materias primas, la gestión de residuos, la adaptación al cambio climático, con algunas situaciones de riesgo sobre todo en la costa, la autosuficiencia alimentaria (el País Vasco solo se autoabastece del 19% de los productos agrícolas que consume), además de abordar temas como las viviendas antiguas, el envejecimiento, el paro, o las rentas bajas.

En paralelo, el Gobierno Vasco ya está implementando planes de acción, como la intervención en los barrios más desfavorecidos, donde se concentra el 31% de la población. Recientemente ha obtenido 1,7 millones de euros del programa Horizon 2020 de la Comisión Europea para el proyecto Opengela, de regeneración urbana, que ha comenzado con dos pilotos en los barrios de Otxarkoaga (Bilbao ) y Txonta (Eibar).Con la aprobación de la Agenda Urbana, Euskadi se consolida en la cabeza de las políticas de planificación territorial entre las distintas comunidades autónomas.