Vista aérea del proyecto.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha estdiado el informe favorable de la Comisión de Urbanismo y ha aprobado definitivamente Madrid Nuevo Norte, 20 años después de que se iniciara su tramitación. Se trata de una operación urbanística que afectará a 3.356.196 metros2 de suelo que regenerará terrenos e infraestructuras en desuso e integrará a los barrios del norte de la capital.

La empresa promotora prevé que el inicio de las obras de urbanización del proyecto arrancarán a finales de 2020 o principios de 2021 y la ejecución total se prolongará a lo algo de 24 años. El proyecto supondrá más de 250.000 empleos, 10.500 viviendas y la construcción de nuevas estaciones de Metro y Cercanías.

Según los cálculos del Ejecutivo madrileño, las administraciones públicas ingresarán a efectos fiscales 3.793 millones de euros a lo largo del desarrollo del proyecto. Unos 559 millones de euros para la Comunidad de Madrid; 1.718 millones de euros para la Administración General del Estado y 1.516 millones de euros para el Ayuntamiento de Madrid.

Madrid Nuevo Norte prevé la construcción de 10.500 viviendas que cubrirán las necesidades residenciales de la zona norte, el 20% de protección pública, y se crearán espacios cívicos y equipamientos públicos conectados con los medios de transporte públicos que se han proyectado.

También está revisto un gran centro de negocios de última generación en torno a la estación de Chamartín, que permitirá a Madrid «competir con otras grandes regiones y capitales europeas a la hora de atraer grandes empresas e instituciones internacionales», según los redactores del proyecto. Contará con la tipología de oficinas y de espacios que las principales corporaciones demandan; y facilitará la entrada de inversión extranjera.

En cuanto a las infraestructuras, contempla la reconfiguración del Nudo Norte y el Nudo de Fuencarral; la construcción de cinco puentes, una pasarela y un túnel para cerrar la brecha que provocan las vías del tren; la renovación de más de 13 kilómetros de las principales conducciones del Canal de Isabel II; así como la gran losa que cubrirá el haz de vías de Chamartín desde la calle Mateo Inurria hasta la M-30.

Además, Madrid Nuevo Norte proyectará 400.000 metros cuadrados de nuevas zonas verdes que vertebrarán la trama urbana. Contará con un Parque Central donde se acometerá el cubrimiento de unos 210.000 metros cuadrados del haz ferroviario en Chamartín que actualmente divide la ciudad en dos. Para implantar zonas verdes, se creará un corredor lineal verde que conectará el Parque Central con los parques del norte de la región.