Madrid Nuevo Norte.

El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, ha pedido paciencia a los agentes involucrados en Madrid Nuevo Norte para que finalmente pueda salir adelante el proyecto con las máximas garantías y el máximo rigor. Así lo ha indicado al ser preguntado por los periodistas, tras visitar la institución Innovación en Formación Profesional en la capital,por las críticas de uno de los socios del proyecto, Merlín Properties, sobre la demora en la aprobación de los informes definitivos que darían luz verde a la operación.

El pasado 16 de enero, la presidenta Díaz-Ayuso aseguró que los informes que dan luz verde a Madrid Nuevo Norte, que está analizando la Consejería de Medio Ambiente, se aprobarán en cuestión de semanas, en este mes o en el siguiente. Ayuso explicó que se trata de un proyecto que conlleva muchos trámites burocráticos y que quieren que en el momento en el que se les dé el visto bueno «no haya ningún tipo de problema».

«Llevamos más de 20 años con este asunto, con esta operación, una operación que hemos querido siempre todos pero que al final parece que se va a desatascar en esta legislatura. Estamos a pocas semanas de que podamos ponerla definitivamente en marcha», ha afirmado el vicepresidente Aguado.

El vicepresidente ha señalado que «las prisas de última hora no son buenas» y hay que hacer todo correctamente porque si no se corre «el riesgo de que el propio expediente pueda ser impugnado por los tribunales y que todavía frene aún más la operación».

El vicepresidente madrileño cree que no hay «ningún problema» en esperar unas pocas semanas y garantizar así que todo está «conforme a derecho y con las máximas garantías posibles». En este punto, se ha mostrado convencido de que finalmente saldrá adelante en las próximas semanas este proyecto, «que va a suponer un revulsivo para la zona norte de la capital, miles de puestos de trabajo, nuevas viviendas públicas y privadas, una reforma integral de la estación de Chamartín y un cambio radical a la ciudad».

«Estamos trabajando en ello. Está la Consejería de Medio Ambiente trabajando mañana, tarde y noche en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, resolviendo los últimos flecos y ojalá que cuanto antes tengamos resueltos esos aspectos técnicos y la operación se ponga en marcha», ha declarado.