Imagen de la jornada.

El Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid (COAATM) ha celebrado el curso nacional ´Patologías de las humedades estructurales en la edificación’. La jornada ha sido impartida por Ricardo Cañada, arquitecto especializado en patologías constructivas y rehabilitación integral de edificios y director de los cursos técnicos nacionales patrocinados por Murprotec.

La jornada, que se imparte a nivel nacional y ha recorrido hasta la fecha los principales colegios de arquitectos y arquitectos técnicos del país, otorga un diploma a los asistentes que acredita los conocimientos adquiridos.

Ricardo Cañada, arquitecto especialista en patologías constructivas y rehabilitación integral de edificios y director de los cursos técnicos ha comentado, “la gran aceptación que están teniendo los cursos a nivel nacional patrocinados por Murprotec pone de manifiesto el creciente interés de los profesionales del sector por esta problemática. Mi función en estos cursos es analizar la problemática que causan estas patologías, divulgar la forma de enfrentarse a las mismas y plantear las mejores opciones para erradicarlas”.

La importancia del tratamiento de las humedades estructurales radica en las consecuencias, muchas veces desconocidas, que tiene para la vida de las personas y de los edificios.
La realidad es que un muro de carga con humedad puede llegar a perder gran parte de su poder de carga, ya a que se debilita la fuerza de cohesión de los elementos y materiales que constituyen dicho muro.

Además, el contacto de esta superficie mojada con el aire hace que se produzca la oxidación de la pared, pudiendo llegar a ser un problema de notable gravedad. En estos casos extremos, en los que la estructura dañada por las humedades deja de soportar la totalidad del peso de la carga, se puede llegar a un colapso estructural; es decir, en un derrumbe parcial o incluso total de la estructura o del edificio.

Otro efecto importante es el que tiene que ver con el consumo energético de los aparatos de calefacción: con la humedad en el hogar, éste se dispara. La salud también es una de las consecuencias más importantes que nos concierne directamente: la humedad afecta a todos los habitantes de la casa, pudiendo llegar a provocar problemas respiratorios, alérgicos, dolores musculares e incluso enfermedades pulmonares. La humedad en las paredes es, además, el hábitat perfecto para el desarrollo de ácaros, hongos y bacterias.